dimecres, 28 de setembre de 2011

Motius i raons del badar

"Salí de nuevo al alba. Te ví velar de pie junto a la/puerta. / Bajé a la playa antes que los marineros / despertaran / cogí agua con la mano y me mojé las sienes. Qué / pequeños, Díos mio, / que pequeños somos frente al mundo infinito que / despierta, / frente a la luz sosegada, inmortal. Y de pronto sentí / que menguaba / la maldición y ese terror nocturno; – y así, pequeño, / agazapado / entre las rocas, con una tristeza soberbia, reservada, / con autocompasión acompasada. –miraba los / inmóviles navíos, / los miraba, y de saber que oía y que miraba, / –me alegraba"
                                                                                                Áyax de Yannis Ritsos (El Acantilado)




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada